El corazón de la ciudad medieval

Plaza del Ayuntamiento

La perspectiva de espacio y la equilibrada armonía de las masas arquitectónicas que la componen crean un complejo monumental  fuertemente atractivo, lo que hace que sea mencionada entre las más bellas plazas medievales de Italia.  Los monumentos que se elevan a su alrededor, el Torrazzo, la Cattedrale, el Baptisterio, el  Palazzo Comunale y la Loggia dei Militi constituyen la máxima expresión de la civilización municipal y representan el símbolo de la ciudad en su doble componente religiosa y civil.

Palacio del Ayuntamiento

Frente a la Catedral se encuentra el Palazzo del Comune (Palacio del Ayuntamiento). Construido en 1206, inicialmente preveía una única y amplia sala para las reuniones populares.  La estructura medieval del edificio se mantuvo inalterada hasta finales del siglo XV.  Posteriormente, las tríforas del siglo XIII fueron sustituidas por ventanas rectangulares y se añadió el nuevo palacio de mármol apoyado en el pilar central de la fachada.  Entre las obras más importantes custodiadas en el Palazzo se destacan: el Portale, de la segunda mitad del siglo XVI en la Sala dello Scalone, los grandes lienzos de Genovesino, Malosso y Boccaccino procedentes de las iglesias urbanas que fueron demolidas, y el molde de yeso de la Porta Stanga (el original se encuentra en el Louvre) en la sala de juntas.

El Torrazzo

El campanario "Torrazzo" domina con sus proporciones excepcionales toda el área urbana de la plaza por lo que se ha convertido en el símbolo de la ciudad.  Con una altura superior a los 110 m, la primera estructura, que fue construida en el siglo XIII, llega hasta las almenas mientras que la segunda, que se superpone hasta alcanzar la coronación, se completó en 1305.

La celda campanaria del Torrazzo contiene 7 campanas, cada una dedicada a un santo incluyendo al protector de la ciudad: San Omobono.  El reloj astronómico del campanario es todavía el original que fue instalado en 1583: su gigantesco y complejo dispositivo (que se puede visitar) marca las horas, los días, los meses, las fases lunares, los eclipses de sol y luna y las conjunciones de los signos zodiacales.  La subida al Torrazzo es sin duda impresionante y recomendada por la magnífica vista de toda la ciudad, del río Po y de las zonas rurales alrededor.

La Catedral y el Battistero

La Catedral, que por su grandeza, belleza e importancia artística es uno de los monumentos más famosos del Norte de Italia, domina la plaza con su imponente y luminosa fachada marmórea. Los acontecimientos históricos sobre su construcción (iniciada en 1107) fueron tan complejos que de todas las épocas se encuentran huellas: al origen románico se añaden reelaboraciones góticas, renacentistas y barrocas, y el resultado es un conjunto donde los elementos estilísticos se fundan armónicamente entre sí.

El patrimonio decorativo y artístico de su interior es de gran interés: la nave central es embellecida por un ciclo completo de frescos que ilustran los episodios salientes de la vida de la Virgen y de Cristo, realizados por  Boccaccino, Bembo, Melone, Romanino y Pordenone.  Así mismo las pinturas, los retablos y los frescos de Campi, Gatti y Malosso, las marqueterías del coro realizadas por Platina y muchas otras obras maestras enriquecen los espacios de la iglesia. 

El baptisterio románico de planta octogonal fue construido en 1167 y ampliamente remodelado a lo largo del siglo XVI.  El interior, de espacios románicos sobrios y austeros, es coronado por una gran cúpula de ladrillos dividida en ocho carpelos.

La Loggia dei Militi (Logia de los Soldados)

Con vistas a la Piazza del Comune (Plaza del Ayuntamiento) y frente a la Catedral, se eleva la Loggia dei Militi llamada así porque era el lugar dedicado a las reuniones de los jefes de la Milicia de la ciudad.  El elegante edificio de planta cuadrada, con ventanas ojivales y porche, presenta una lápida murada en cuyo centro está el gallardete de la municipalidad que recuerda la fundación en 1292.  Su estructura original, que debía estar abierta en los otros dos lados, tenía una escalera exterior que fue demolida en 1871 y subía al primer piso donde, a partir del siglo XVI, se estableció el Colegio dei Giureconsulti (Colegio de los Jurisconsultos).


Descubra más sobre la ciudad consultando el sitio: http://turismo.comune.cremona.it/es